×
Haz clic para más productos.
No se encontraron productos.

Recambios Lavadora

  • Amortiguadores Lavadora

    <h2>¿Qué son los amortiguadores de una lavadora y para qué sirven?</h2> <p>Los amortiguadores de lavadora <strong>son los elementos encargados de absorber las vibraciones causadas por el giro del tambor</strong> y están unidos a la estructura del electrodoméstico, por una banda en el extremo y por otra en la cuba. Cabe definir que la cuba de una lavadora es la carcasa de plástico que envuelve el tambor que recoge el agua expulsada por éste mismo.</p> <p>Dichos amortiguadores van collados mediante pernos, tornillos o simplemente apoyados con un tope.</p> <p>Los hay de diferentes modelos según la marca y el modelo de la lavadora, y si ésta es de carga frontal o superior.</p> <p>Para la primera clase de lavadoras, los amortiguadores suelen ser de tipo hidráulico, teniendo un cilindro relleno de aceite y un vástago, y los podemos encontrar por la parte central de la cuba. Para hacernos una idea <strong>son muy similares a los que encontramos en la puerta de un maletero de coche</strong>. Para la segunda clase de lavadoras, los amortiguadores constan de una varilla con un muelle en un extremo y dos topes en ambos. Éstos van encajados a la estructura, <strong>soportando por completo el peso de la cuba</strong> y se encuentran en los cuatro rincones de la lavadora.</p> <p>Normalmente forman equipos de cuatro amortiguadores, aunque también pueden ir en grupos de tres.</p> <h2>¿Cuándo debo cambiar los amortiguadores de mi lavadora?</h2> <p>Un signo inequívoco que alguno o varios de los amortiguadores están en mal estado o completamente maltrechos, es la <strong>excesiva vibración que se produce en el electrodoméstico</strong>, sobretodo en el centrifugado, llegando incluso a “andar”.</p> <p>La lavadora se mueve de su sitio cómo si, literalmente, andase. <strong>La vibración producida por el tambor se transmite directamente a la estructura de la lavadora</strong>, sin ningún tipo de amortiguación ni control, descompensando el giro uniforme y equilibrado. Éste problema puede venir generado por una mala nivelación de la máquina.</p> <p>También se puede detectar a tiempo cuando observamos que el tambor a altas velocidades no gira homogéneo y además, se produce un ruido de rozamiento entre el tambor y la cuba. Momento ideal para optar por la sustitución de los amortiguadores de tu lavadora.</p> <h2>Posibles causas de averías en los amortiguadores lavadora</h2> <p>Como hemos estado diciendo, <strong>los amortiguadores son unos de los componentes que más sufren en una lavadora</strong>, especialmente a altas velocidades. Por este motivo es importante hacer los oportunos recambios de amortiguador ya que forman parte de un engranaje que trabaja al unísono con todo el electrodoméstico.</p> <h3>El amortiguador de la lavadora falla por exceso de trabajo</h3> <p>Si una de las partes de una lavadora sufre una sobrecarga de fatiga, ya sea por mala nivelación del aparato, descentraje del tambor, haberse soltado o mojado, lo más probable es que se rompa o dañe primero el amortiguador. Pero no sólo eso, si no que <strong>producirá la aceleración del deterioro o rotura del resto de componentes de la lavadora</strong>. Por todo esto, se recomienda sustituirlos todos a la vez o en su defecto, al tener que reponer alguno de ellos, comprobar que el resto se encuentran en perfectas condiciones.</p> <p>En <strong>La Factoría del Recambio podrás encontrar el recambio de amortiguador compatible con tu lavadora</strong>.</p> <h3>Un amortiguador de la lavadora se ha oxidado</h3> <p>Tal y como hemos mencionado con anterioridad, un tambor desalineado o descolgado, sería la principal causa de avería de estos componentes pero <strong>una fuga de agua es fatal</strong>. Al estar compuestos por partes metálicas, <strong>los amortiguadores se oxidarían y no sólo perderían eficacia, sino que también llegarían a bloquearse</strong>, quedando totalmente inoperativos.</p> <h3>Averías de los amortiguadores en lavadoras de carga superior</h3> <p>En lo que se refiere a las lavadoras de carga superior, si están bien sujetos a la bancada y a la cuba, los muelles deben ser los primeros elementos a comprobar. Por estar <strong>constantemente sometidos a esfuerzos de tracción y compresión, pierden sus propiedades</strong>. Si este fuera el caso, se podría sustituir únicamente el muelle, pero cómo acostumbra a ser difícil encontrar uno idéntico, deberíamos optar por repuestos de amortiguadores para lavadora entero.</p> <p>En las lavadoras de carga frontal, por se de tipo hidráulico y bastante más compleja su reparación, se recomienda sustituirlo directamente.</p> <h2>¿Cómo cambiar los amortiguadores de nuestro aparato?</h2> <p>Vamos a empezar recalcando que según la marca y el modelo de la lavadora, los amortiguadores son de un tipo u otro como ya hemos ido mencionando con anterioridad. Por este motivo, nos basaremos en los modelos más comunes. Aún así, <strong>lo primero de todo es que nos tenemos que asegurar que disponemos del recambio idóneo para nuestra lavadora</strong>. En La Factoría del Recambio tenemos el repuesto amortiguador lavadora que necesitas para revivir tu electrodoméstico. Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sin compromiso. <strong>Tenemos todos los amortiguadores originales y/o de marca blanca completamente compatibles</strong>.</p> <p>En segundo lugar recordamos que hay que seguir una serie de <strong>pautas de seguridad antes de empezar cualquier trabajo de reparación o sustitución</strong>, tales cómo desconectar nuestro electrodoméstico de la red eléctrica y desconectar cualquier conexión de entrada o salida de agua.</p> <h3>Sustitución de los amortiguadores en lavadoras de carga superior</h3> <p>Si es necesario, anotaremos los pasos avanzados e identificaremos la ubicación de cada elemento, ya sea con un rotulador o cintas de colores. Con un poco de orden y paciencia, lograremos reparar nuestra propia lavadora y nos ahorraremos tiempos de espera y dinero.</p> <ul><li>Retirar la tapa superior.</li> <li>Localizar los cuatro amortiguadores. Generalmente se ubican en los cuatro rincones de la estructura.</li> <li>Tiraremos hacia arriba del tope superior redondo encastado por gravedad en el soporte. Una vez descolgado, tiraremos del mismo hacia abajo por el otro extremo. Liberándose así de la cuba.</li> <li>Al quedar suelto, ya lo podremos extraer.</li> <li>Comprobaremos si hay restos de óxido o grietas en todas sus partes y verificaremos la presión del muelle.</li> <li>Reemplazamos las piezas dañada por los amortiguadores de repuesto para lavadora.</li> </ul><h3>Sustitución de los amortiguadores en lavadoras de carga frontal</h3> <p>En este tipo de electrodoméstico es un poco más complejo que el anterior, ya que para poder acceder a las “tripas” de nuestra lavadora, deberemos extraer casi por completo la carcasa, compuesta por la protección trasera y las dos laterales.</p> <ul><li>Una vez hecho esto y tras localizar los amortiguadores, veremos que se encuentran sujetos por ambos extremos (chasis y pestañas de la cuba), mediante tornillos o pasadores.</li> <li>Llegados a este punto, aflojaremos los tornillos y mediante unos alicates universales extraeremos los pasadores. Si los amortiguadores estuviesen oxidados o clavados, los podríamos extraer utilizando un martillo y un botador, golpeando de forma precisa y cuidadosa, ya que si en nuestro caso fuesen de plástico, podríamos romperlos.</li> <li>Una vez extraído, si no tiene ninguna fuga, los presionaremos con la mano para comprobar la resistencia que ejerce y si retorna a su posición inicial. Si no lo hiciese, deberíamos sustituirlo.</li> </ul><p>En ambos casos, <strong>seguiremos estos pasos a la inversa para montar nuestra lavadora</strong>.</p>
  • Bateaguas Lavadora

  • Bisagras puerta Lavadora

    <h2>¿Qué son la bisagra de una lavadora?</h2> <p>Todos los componentes de la lavadora son imprescindibles. Si que es cierto que unos son más complejos que otros, pero no por ese motivo son menos importantes. La bisagra es uno de ellos y aunque su mecanismo es bastante simple, por no decir el que más, sin ellas no podríamos <strong>cerrar la compuerta de la lavadora con precisión para que encaje perfectamente con la goma de la escotilla</strong> y así evitar fugas de agua.</p> <p><strong>La bisagra es la pieza que se encarga de sujetar la compuerta de la escotilla</strong> y además facilita que ésta pueda abrirse y cerrarse con toda facilidad. Es un mecanismo muy sencillo, metálico y que sólo consta de dos piezas. Una pieza grande que va atornillada a la parte frontal de la lavadora y un pasador introducido por el interior que sujeta ésta a la compuerta. De esta manera se sujeta la puerta de la escotilla a la estructura de la lavadora.</p> <h2>¿Cuándo deberíamos cambiar la bisagra?</h2> <p>Por diversos motivos que veremos más adelante, <strong>la bisagra puede romperse o doblarse</strong>. En ambos casos es urgente sustituir la bisagra por una bisagra de repuesto nueva.</p> <p>Otro factor importante es el agua y la humedad. Al ser un electrodoméstico que trabaja con agua, este componente, aunque no sería lo más corriente, <strong>puede deteriorarse y provocar un chirrido al abrir y/o cerrar la puerta</strong> o incluso llegar a bloquearse.</p> <p>En definitiva, deberíamos buscar un recambio de bisagra, sea por el motivo que sea, cuando la compuerta de nuestra lavadora no cierre fácilmente, no encaje dentro de la escotilla o provoque una fuga de agua entre la compuerta y la goma de la escotilla.</p> <h2>Averías más comunes en las bisagras de lavadora</h2> <p>Evidentemente una inspección visual es fundamental para determinar el estado de nuestra bisagra y así poder valorar si necesitaremos sustituirla por una de nueva. Lo bueno de este componente es que es de fácil accesibilidad y nosotros mismos junto con las herramientas adecuadas, no deberíamos tener ningún problema cambiar la bisagra maltrecha por una de nueva.</p> <h3>La bisagra se ha roto o dado de sí</h3> <p>Este es el más común de todos y es debido a un <strong>fuerte golpe en la compuerta de la escotilla de la lavadora</strong>. Tras abrirse en exceso, se doblará, incluso podría llegar a romperse, pero lo más probable es que se rompa antes la puerta de la escotilla.</p> <p>Un descuido, tal como apoyarnos encima de ella o golpear la puerta en sentido contrario al del cierre o apertura, también seria motivo para necesitar una bisagra de recambio.</p> <p>Inicialmente podemos pensar que las bisagras se podrían reparar, pero al constar sólo de dos piezas, <strong>lo más recomendable, económico y seguro, sería sustituirla por una de nueva</strong>.</p> <h2>¿Cómo cambiar la bisagra de la lavadora?</h2> <p>Si hemos vivido una situación de las que hemos descrito y decidimos <strong>reemplazar la bisagra de la lavadora nosotros mismos</strong>, no hay problema. Como ya hemos mencionado anteriormente, este es un mecanismo sencillo y su sustitución (más que su reparación) es de lo más fácil y rápido. Por comodidad, extraeremos la compuerta de la escotilla junto a la bisagra de la protección delantera de nuestro aparato para realizar el cambio sobre una superficie elevada para evitar posturas incómodas.</p> <p>Antes de empezar, nos aseguraremos que disponemos del recambio apropiado. <strong>En La Factoría del Recambio encontrarás la pieza de repuesto del electrodoméstico que necesitas</strong> y te podemos asesorar para saber cual es la bisagra de repuesto para lavadora que necesitas.</p> <p>Una vez ya tenemos la bisagra de recambio procederemos a seguir los siguientes pasos:</p> <ol><li>Quitar tornillos tipo Torx (generalmente son dos) que sujetan la bisagra a la lavadora.</li> <li>Sujetar la compuerta de la escotilla con una mano y con la otra tirar ligeramente hacia arriba de la bisagra. Veremos que constan de unas pestañas que marcan su posición encajando todo el conjunto y de esta manera la liberaremos.</li> <li>Nos colocaremos en una mesa o un mármol para trabajar cómodamente.</li> <li>Por la parte interna del aro de la puerta, veremos unos seis tornillos. Los desatornillaremos.</li> <li>Con mucho cuidado retiraremos este aro, ya que justo a 180 grados de la bisagra, se encuentra el mecanismo de cierre. Si es necesario, poder hacer alguna fotografía, para que quede constancia de dónde y de qué manera está todo colocado.</li> <li>Una vez retirada esta parte de plástico, ya podemos ver la pieza a sustituir. Veremos el pasador colocado a través de dos orificios de la bisagra y otros dos de la parte externa de la compuerta.</li> <li>Mediante unos alicates, podemos retirar dicho pasador. No debería salir con dificultad, aunque si fuera el caso, podríamos ayudarnos de un martillo y un botador. Golpearemos suavemente para poder extraer el pasador.</li> <li>Finalmente y una vez colocada la bisagra en su sitio y sujetada, seguiremos todos estos mismos pasos en orden inverso para montar todo de nuevo.</li> </ol>
  • Blocapuertas Lavadora

    <h2>¿Qué son y para qué sirven los blocapuertas de la lavadora?</h2> <p>El blocapuertas también <strong>conocido como microretardo lavadora o interruptor de retardo</strong>, es un mecanismo encargado de cerrar la puerta de la escotilla. Primero, evitando que la lavadora se ponga en marcha si la puerta no se encuentra debidamente cerrada y segundo, impide que ésta se abra accidentalmente mientras la lavadora se encuentra en un ciclo de lavado.</p> <p>En definitiva, podemos decir que<strong> el blocapuerta es una cerradura eléctrica de seguridad de nuestra lavadora</strong>.</p> <h2>Componentes y funcionamiento de un blocapuertas?</h2> <p><strong>La electrocerradura consta de un soporte</strong>, que quedaría expuesto y dónde encajaría el pequeño gancho de la puerta de la escotilla, <strong>y una carcasa</strong>, apreciándose únicamente tres pins de conexionado que detallaremos a continuación. Si levantáramos la tapa superior, veríamos que internamente estos tres pins són unas placas de cobre y cada una tiene su función:</p> <ul><li><strong>F</strong>: Conexión de la tensión de línea. Es una chapa arqueada con un pequeño muelle en su extremo. Se encargará de transmitir la tensión de entrada al contacto de salida C, si se dobla en una dirección. O de evitar transmitirla si se dobla en el opuesto.</li> <li><strong>N</strong>: Conexión del Neutro. Este pin, por su extremo, consta de una pequeña resistencia (generalmente redonda o cuadrada) y un bimetal (dos metales fundidos que tienen la peculiaridad de dilatarse uno más que otro cuándo se calientan y así curvarse). Al estar en contacto con la Fase, la tensión entre Fase y Neutro realiza el encendido de la resistencia, calentando así este bimetal y al doblegarse, empujar la chapa de la Fase hacia el contacto de salida C, cerrando el circuito y transfiriendo la energia al resto de la lavadora.</li> <li><strong>C</strong>: Conexión de entrada al electrodoméstico. Este pin es dónde conectaremos los circuitos internos. Una vez visto esto, apuntaremos que hasta que este bimetal no se enfría, la puerta de la escotilla sigue bloqueada. Motivo por el cuál deberemos esperar unos minutos para abrirla cuándo ya se ha completado un ciclo de lavado completo.</li> </ul><h2>¿Cuándo debemos cambiar el blocapuerta de nuestro electrodoméstico?</h2> <p>Únicamente son dos los síntomas evidentes de que necesitaremos un recambio de blocapuerta.</p> <p>En primer lugar, si la puerta de <strong>la escotilla cierra pero por el contrario no enciende la lavadora</strong>, tendremos un problema. Y en segundo lugar, cuando en cualquier momento mientras está en marcha <strong>nuestro electrodoméstico se consiguiera abrir accidentalmente la puerta</strong>.</p> <p>Puesto que suelen ser componentes fabricados de forma bastante hermética, <strong>se recomienda sustituirlos completamente</strong>, ya que si lográramos desmontarlo sin romperlo, sería bastante difícil encontrar chapas de cobre y bimetales con las mismas medidas y/o resistencias idénticas. Por este motivo, no merece la pena repararlo por el tiempo a invertir y por el bajo coste que tienen estos repuestos.</p> <h2>Posibles averías de los blocapuertas</h2> <p>Un vez descritas las dos principales consecuencias derivadas de una avería en el micro retardo de una lavadora, veremos cuales pueden ser los factores o los componentes que pueden provocarlos. Al ser un componente que trabaja con tensión constante, puede verse afectado de diferentes maneras.</p> <h3>El bloqueo de seguridad de la lavadora se ha fundido</h3> <p>Una subida de tensión de la red con un pico de intensidad, <strong>podría llegar a fundir cualquiera de las chapas de cobre de las que se componen</strong>, soldándose así entre ellas. A su vez, se podría quemar la resistencia. Cabe mencionar, que todos los componentes de instalaciones eléctricas (magnetotérmicos, diferenciales, relés...) tienen una vida útil de ciclos de trabajo y cuándo éste se completa pierden eficacia y llegan a romperse.</p> <h3>El cierre mecánico de la lavadora se ha oxidado</h3> <p>Siempre insistimos en los problemas que se producen a causa de ser <strong>un electrodoméstico que trabaja con agua</strong>. Si se colase dentro del blocapuerta, seria fatal. Se oxidarían las piezas de cobre e incluso se produciría un cortocircuito. Llegado este momento, necesitaremos con urgencia un blocapuerta de recambio para nuestra lavadora</p> <h2>¿Cómo cambiar el blocapuerta de una lavadora?</h2> <p>En <strong>La Factoría del Recambio</strong> te asesoraremos para que encuentres el blocapuerta específico que necesitas para tu electrodoméstico. Simplemente nos tienes que decir la marca y el modelo de lavadora. También <strong>en nuestra web lo podrás encontrar en nuestro buscador interno</strong>.</p> <p>Una vez recibas el recambio de tu lavadora, vamos a seguir una serie de pasos para que <strong>tú mismo puedas cambiarlo de una manera fácil y segura</strong>. Hay que recordar que trabajaremos con un componente por el cual circula corriente, así que es imprescindible que el electrodoméstico se encuentra desconectado de la red eléctrica. Además, hay que llevar a cabo las medidas de seguridad pertinentes y usar el equipo de trabajo oportuno.</p> <p><strong>Te aconsejamos realizar fotografías para ayudarte durante el proceso</strong> y recordarte, por ejemplo, dónde estaba conectado un cable o en qué posición se quedaba montado algún componente.</p> <h3>Pasos a seguir para sustituir un blocapuerta:</h3> <ol><li>Con la puerta de la escotilla abierta, extraeremos (con ayuda de un destornillador) el anillo tensor o fuelle que sujeta la goma de escotilla.</li> <li>Retiraremos ésta sin separarla del bombo. Es sólo para poder acceder al blocapuerta.</li> <li>Una vez podamos tocarlo por su parte trasera, lo sujetaremos mientras extraemos los dos tornillos que lo sujetan a la estructura de la lavadora.</li> <li>Ya podemos traerlo hacia afuera con cuidado, ya que está conectado a los cables de alimentación y de entrada a la lavadora.</li> <li>Identificaremos cada cable y verificaremos dónde queda conectado.</li> </ol><p>Para proceder con el montaje, seguiremos todos estos sencillos pasos pero a la inversa.</p> <p><strong>Este componente de la lavadora es uno de los más sencillos de sustituir</strong> ya que es de muy fácil acceso y no deberemos desmontar ninguna protección ni ningún otro componente de nuestro electrodoméstico.</p>
  • Bombas desagüe Lavadora

    <h2>Comprar bomba lavadora de recambio</h2> <p>Estos aparatos también comúnmente conocidos como <strong>bombas de vaciado</strong>, están <strong>diseñados para evacuar el agua</strong> durante los diferentes ciclos de lavado. Así pues, cumplen una función crucial a la hora de lavar la ropa y por consecuencia es probable que sufran averías al cabo del tiempo.</p> <p>Como muy bien sabes las lavadoras están hechas para hacer todo el trabajo por ti; <strong>lavado, centrifugado, secado e incluso la limpieza del tambor</strong>. Además del motor, los rodamientos, las correas, los sensores y sistemas electrónicos, las bombas de desagüe son fundamentales, estas <strong>son las responsables de succionar y expulsar toda el agua dentro la lavadora</strong> en cada momento.</p> <p>En este sentido son las primeras piezas en presentar fallos o dañarse por completo ya que <strong>estos dispositivos normalmente cuentan con un rotor magnético y un retenedor muy delicado</strong> así que por eso es mejor contar con algún recambio.</p> <h3>¿Cómo saber si necesita comprar un recambio de bombas de desagüe para su lavadora?</h3> <p>La primera señal a la cual debemos prestar atención antes de comprar un recambio de bomba de desagüe de lavadora es sobre la entrada y salida de agua. Ten en cuenta que las bombas de desagüe se activan principalmente durante el <strong>proceso de enjuague y centrifugado</strong> de la lavadora.  Si observas que <strong>el equipo no logra expulsar el agua del tambor o presenta dificultades para hacerlo</strong> seguramente estamos frente a un problema en la bomba.</p> <p>La mayoría de los <strong>fallos generados sobre esta pieza son causados por obstrucciones en los conductos</strong> de entrada y/o salida de agua de la bomba, así como también por objetos pequeños (monedas, botones, agujas, etc.) o fragmentos de tejidos que bloquean las aspas impidiendo que la bomba de desagüe pueda expulsar el agua. Ahora bien, si cuentas con una lavadora con panel electrónico podrás visualizar un código de error al programar el ciclo completo de lavado debido a que la bomba presenta algún fallo.</p> <p>Otro factor que genera daños a las bombas de lavadora es el <strong>tiempo de uso</strong>; mientras más trabaje mayor será el calor que genere y por consiguiente mayor será el desgaste sobre los ejes, los bujes y el rotor magnético. En este caso la mejor alternativa es retirar la bomba de desagüe del equipo (en caso de no poseer conocimientos técnicos asegúrese de contratar a un profesional) y reemplazarla por una nueva.</p> <h3>¿Por qué comprar recambios de bomba de desagüe en nuestro sitio?</h3> <p>Internet es un lugar muy grande, encontrar un sitio de confianza donde realizar sus compras puede resultar un dolor de cabeza. Para encontrar <strong>recambio para la bomba de la lavadora te recomendamos acceder a nuestro catálogo de recambios</strong> y accesorios, aquí en nuestra página web. Contamos con gran variedad de modelos diferentes, ofrecemos piezas totalmente nuevas con todas las garantías y un rápido sistema de devoluciones. Si estás cansado de buscar el repuesto para tu bomba de desagüe ponte en contacto con nosotros a través de Whatsapp y recibirás una atención personalizada enseguida.</p>
  • Correas Lavadora

    <h2>¿Qué es y por qué se estropea la correa de una lavadora?</h2> <p>Por su constante uso y la composición de sus materiales <strong>la correa del motor de una lavadora es una de las piezas que mayor desgaste presentan</strong>. Encontrar un buen recambio para que tu lavadora no deje de funcionar puede resultar una tarea difícil si no se sabe a dónde acudir, por eso queremos ayudarte a cambiar este viejo accesorio por uno de nuevo.</p> <p>En líneas generales las <strong>lavadoras funcionan a través de ciclos de lavado</strong>, estos producen cambios de velocidad y potencia en el motor. Esta parte de la lavadora cuenta con una correa de transmisión o liga, la cual en teoría se encarga de que la lavadora realice los movimientos correspondientes al lavado, enjuague y secado. Esta constante agitación hace que <strong>la correa se caliente y con el tiempo comience a desgastarse hasta romperse</strong>. Por esta razón las correas se cambian con mayor frecuencia que cualquier otra pieza, en este sentido la mejor opción es contar con algunas correas de repuestos.</p> <h3>¿Cómo saber si necesita comprar un recambio de correa para tu lavadora?</h3> <p>Antes de comprar cualquier repuesto debes saber que <strong>las correas sufren del fenómeno de la fricción indebida</strong>. Podrás identificar con facilidad que la correa de tu lavadora ha sufrido de una fricción indebida al observar que <strong>los extremos</strong> de la zona donde se quebró (daño ocasionado por la elevada temperatura de la pieza) <strong>se han quemado</strong>. En este caso notarás que las puntas presentaran pequeñas curvas hacia dentro, además, las ranuras en la zona interna se habrán rebajado e incluso pueden lucir lisas por el desgaste.</p> <p><strong>La fricción indebida sucede sobre la polea del motor, </strong>la cual gira mientras que el bombo permanece inmóvil. Estamos entonces frente a un bloqueo del bombo, este fallo impide que la correa se mueva y uno de sus extremos se queme lentamente sobre la polea del motor.</p> <p>Pero <strong>¿Por qué se produce este bloqueo sobre el bombo?</strong> Este impedimento en la mayoría de los casos se debe al <strong>desgaste del cojinete y/o el eje</strong>. Cabe destacar que existen casos donde la correa suele romperse por no ser compatible con el modelo de la lavadora o con el motor de la misma. En este caso le recomendamos <strong>comprar solo recambios de la correa de la lavadora de acuerdo a las especificaciones de su equipo</strong> y no por sugerencias de otros vendedores que solo persiguen intereses económicos.</p> <h3>¿Por qué confiar en nuestras correas de recambio?</h3> <p>Si estás buscando los mejores recambios de correas para lavadoras y otros muchos accesorios te invitamos a conocer nuestro <strong>amplio catálogo de repuestos</strong>, en nuestro portal web. Buscar un reemplazo de correa para su lavadora puede ser una auténtica odisea si no contacta con una tienda especializada. Por esta razón queremos brindarte el <strong>mejor asesoramiento posible sobre el recambio de tu pieza</strong>, puedes comunicarte con nosotros a través de <strong>Whatsapp</strong> y seleccionar la pieza que necesita. Te ofrecemos repuestos y accesorios totalmente nuevos, con todas las garantías y un excelente sistema de devoluciones que te permitirá recuperar tu dinero. Recuerda que <strong>la vida útil de tus electrodomésticos depende de la calidad de los recambios que compres</strong>.</p>
  • Electroválvulas Lavadora

    <h2>¿Qué es y para qué sirve la electroválvula de una lavadora?</h2> <p>La electroválvula de la lavadora <strong>es el componente encargado de gestionar el paso del agua desde la toma principal hacia el interior del electrodoméstico</strong>. Pilotada eléctricamente y según su posición distribuirá el agua hacia un cicuito u otro, o simplemente no permitirá circular agua.</p> <p>Este elemento antiguamente sólo constaba de una única vía de paso, así que sólo gestionaba el admitir o no agua hacia el circuito interno de la lavadora. Actualmente, según el diseño del equipo, <strong>puede constar de dos, tres y hasta de cuatro vías</strong>. De esta manera distribuye el agua según necesidad por los diferentes circuitos como podría ser el del tanque del detergente, el del suavizante o el del bombo.</p> <p>Una electroválvula viene equipada de una toma para la entrada principal de agua en la cual conectaremos la manguera proveniente de la llave de paso. También tiene un cuerpo de plástico en el que van las diferentes bobinas de cada vía. Las salidas donde van conectadas las mangueras de los diferentes circuitos. Y las válvulas que abren y cierran según demanda de la centralita para distribuir el agua. Éstas últimas están formadas por una carcasa, un vástago, una membrana y un resorte o muelle.</p> <p>En definitiva, <strong>la electroválvula de lavadora es la encargada de administrar la admisión de agua de red a nuestro aparato</strong>, comandada por las señales de la centralita.</p> <h2>¿Cuándo debemos cambiar la electroválvula de nuestro electrodoméstico?</h2> <p>Son varias las señales que nos indican que este componente no funciona correctamente y que es hora de <strong>comprar una electroválvula de recambio para lavadora</strong>.</p> <p>Fijándonos <strong>en la parte hidráulica</strong>, si vemos que nuestra lavadora no le entra agua o si el detergente o el suavizante se quedasen en el cajón de dosificación o no le llegase agua al tambor, serían señales inequívocas que existe un funcionamiento anómalo de la electroválvula.</p> <p>Por <strong>el lado eléctrico puede traernos otra serie de problemas</strong>, aunque es bastante más complicado que esto suceda, si las bobinas estuvieran en mal estado o las conexiones de las mismas no estuvieran debidamente conectadas, podrían dar lugar a un cortocircuito que nos provocaría un salto del magnetotérmico del cuadro eléctrico de la vivienda correspondiente a la lavadora o, en su defecto, del de la estancia donde se encontrase el electrodoméstico. Así que sin lugar a dudas, si nos encontramos cualquiera de estas situaciones, o las descritas a continuación, <strong>necesitaremos comprar un recambio de la electroválvula de lavadora</strong>.</p> <h3>El detergente o suavizante se queda en el cajón de dosificación</h3> <p>Esta es una señal inequívoca que existe una anomalía o una avería en la electroválvula. En este caso concreto pueden ser varios los factores. <strong>La electroválvula no trabaja debidamente y no cambia su estado de reposo</strong> (normalmente cerrando el paso del agua) o bien la bobina “ratea” y hace el cambio de forma intermitente y no de forma permanente, dejando circular agua a intervalos. Este problema, puede venir derivado de la conexión eléctrica, la cual no transmite la tensión en su totalidad a la bobina. También puede haberse quedado bloqueada y a pesar de llegarle tensión a la bobina, el émbolo no cambia de posición (ya sea por suciedad, una junta en mal estado o el émbolo “clavado”).</p> <h3>El agua fluye constantemente durante todo el ciclo de lavado</h3> <p>Si a pesar de no tener encendido el electrodoméstico o una vez finalizado el programa, la lavadora sigue cogiendo agua, esto significa que <strong>la electroválvula se ha quedado bloqueada en su posición abierta</strong> o la membrana de goma se ha perforado. El agua entraría a través del cajón de dosificación o directamente al bombo. Así que el centrifugado no habrá servido de nada puesto que nuestra colada saldrá muy mojada.</p> <h3>Hay una fuga por la parte trasera de la lavadora</h3> <p>Para este caso, suponiendo que nuestra electroválvula es de dos vías, tendremos tres posibles puntos de fuga. La entrada de la toma de agua de red o cualquiera de las salidas de ambas vías. Entonces aquí el problema sería que <strong>seguramente no tenemos conectada correctamente la manguera de entrada</strong> o en su defecto que las abrazaderas de las salidas se han escapado de su posición o incluso han llegado a romperse, probablemente por el óxido o por un excesivo apriete a la hora de su primer montaje.</p> <p>La conexión para entrada de la toma principal tiene un tamiz a modo de filtro que si se obstruye por suciedad o cal, puede generar una fuga.</p> <h3>Fallo interno de la propia electroválvula</h3> <p>A parte de tener las averías o roturas que se pueden hacer visibles, si realizáramos un despiece, podríamos encontrarnos con otros pequeños defectos que causarían todo lo anteriormente descrito.</p> <p>Tras ver dos casos muy típicos de problemas en las electroválvulas, profundizaremos un poco en cómo trabaja internamente la misma. Mediante un muelle o resorte, la electroválvula se mantiene cerrada en posición de reposo, utilizando la misma presión de red para apretar la membrana y así la entrada de agua. Posteriormente la centralita envía un señal a la bobina y ésta se excita y empuja el vástago o cuerpo interno para favorecer el paso de agua, colocando el émbolo en una posición concreta. Tras dejar de recibir tensión la bobina, la válvula retoma su estado original.</p> <p>Cualquiera de los elementos anteriormente mencionado, tiene sus propios fallos:</p> <ul><li>La membrana puede doblarse o perforarse.</li> <li>El muelle destensarse o partirse.</li> <li>Las juntas del vástago y émbolo pueden romperse, quedando la válvula comunicada entre la posición de cerrada y abierta, dejando circular el agua libremente.</li> <li>La conexión eléctrica es débil o se han soldado los contactos.</li> <li>La bobina se ha quemado o está derivada a tierra.</li> </ul><p>Puesto que son componentes bastante herméticos y al venderse como un conjunto, <strong>comprar un recambio de electroválvula para lavadora es más rentable en tiempo y dinero</strong>, que intentar reparar por separado cada una de sus diferentes partes.</p> <h2>¿Cómo cambiar la electroválvula de nuestra lavadora?</h2> <p>En <strong>La Factoría del Recambio tenemos muy presente la seguridad</strong> de quienes deciden tomar la iniciativa de sustituir o reparar cualquier componente de un electrodoméstico. Recordamos así que antes de realizar cualquier intervención deberemos siempre desconectar el aparato de la red eléctrica y también cerrar la llave de paso de la conexión hidráulica.</p> <p>En primer lugar, tras retirar la tapa o protección superior de la carcasa de la lavadora y una vez localizada la electroválvula, deberemos <strong>asegurarnos que disponemos del recambio adecuado y de las herramientas necesarias para realizar el trabajo</strong>.</p> <p>En segunda instancia, identificaremos mediante números, marcas o fotos, en qué lugar va conectada cada manguera antes de desconectarlas. Retiraremos las abrazaderas correspondientes y procederemos de igual modo para el cableado de cada bobina.</p> <p>Finalmente encontraremos unas pestañas que sujetan la pieza a la estructura de la lavadora. Con un destornillador apretaremos hasta que se queden escondidas. Miraremos hacia dónde debemos girar todo el conjunto para que se pueda extraer.</p> <p>Para el correspondiente <strong>recambio de la nueva electroválvula simplemente tenemos que seguir los mismos pasos pero en orden inverso</strong> tomando las mismas precauciones y revisando meticulosamente la posición de inserción de la válvula.</p>
  • Escobillas motor Lavadora

    <h2>¿Qué son y para qué sirven las escobillas del motor de la lavadora?</h2> <p>Las escobillas para lavadora forman parte del motor de la propia máquina. Son una parte muy importante para que el motor funcione correctamente ya que s<strong>on las encargadas de transmitir electricidad</strong> entre la parte fija o estátor del motor y la parte móvil o rotor del mismo.</p> <p>Están compuestas por cinco piezas:</p> <ul><li><strong>Carbón:</strong> Es elemento que entra en contacto directo con el el colector del rotor transmitiendo así la electricidad.</li> <li><strong>Conector:</strong> Tipo faston dónde se conecta la entrada de la tensión eléctrica.</li> <li><strong>Cable de cobre:</strong> Es el encargado de unir el carbón con el conector.</li> <li><strong>Muelle:</strong> También conocido como resorte, envuelve el cable anterior y ejerce tensión entre el carbón y el conector.</li> <li><strong>Porta-carbón:</strong> Es la carcasa que envuelve todo el conjunto y permite atornillarlo al motor.</li> </ul><p>Todos las piezas tienen un papel importante para el correcto funcionamiento, pero mayormente <strong>el carbón es el componente que más se degrada por sufrir variaciones de temperatura</strong> a causa del fregamiento, o incluso por atravesar una intensidad variable durante el ciclo de lavado en que se encuentre la lavadora. Por este motivo, acaba siendo en la mayoría de ocasiones la pieza por la cual es necesario comprar el recambio de una escobilla motor.</p> <h2>¿Cuándo comprar un recambio de escobillas de la lavadora?</h2> <p>Las problemas con las escobillas están relacionados directamente con las averías derivadas del motor de la lavadora. Es decir, generalmente <strong>un fallo del motor repercute sobre las escobillas y viceversa</strong>.</p> <p>En este apartado vamos a detallar posibles casos en los que seguramente deberemos hacer uso de un recambio para este componente. Si accedemos al motor y vemos que las escobillas tienen un desgaste excesivo, un ruido eléctrico con apreciación de chispas en el colector, o una mala fijación del carbón o del porta-carbón, son <strong>señales inequívocas que necesitamos un repuesto escobillas lavadora</strong> con urgencia.</p> <p>Ahora vamos a ver las señales que nos transmite nuestro lavarropa para advertirnos que tiene un problema o una avería derivada de las escobillas motor.</p> <h3>La lavadora no realiza correctamente el ciclo completo de lavado</h3> <p>Básicamente es la <strong>principal señal de que existe un problema con nuestras escobillas</strong>. Esto lo podemos ver cuando el equipo enciende, coge agua, inicia el movimiento del tambor pero finalmente se para por completo antes de seguir.</p> <p>Otra posibilidad es cuando al pasar al centrifugado, se bloquea y deja de funcionar. Para esto, la plaqueta o centralita detecta ruido eléctrico y corta suministro para prevenir males mayores.</p> <p>No nos detendremos demasiado en este apartado puesto que estas son las dos únicas advertencia que nos envía nuestro equipo para que debamos echar un ojo a esta parte de la lavadora. Por regla general, <strong>un problema en las escobillas viene derivado del motor</strong> que castigará nuestras escobillas.</p> <p>Para más información, consulta nuestro apartado de motores de lavadora. Allí descubrirás los problemas más comunes de los motores, ya que repercuten directamente en las escobillas. Por el contrario, consulta la última sección de este apartado para verificar otros fallos derivados de los problemas a tener en cuenta tras un cambio de escobillas lavadora.</p> <h2>¿Cómo sustituir las escobillas de una lavadora?</h2> <p>Como siempre y más importante, lo primero de todo es tener en cuenta <strong>desconectar el equipo tanto de la red eléctrica como del suministro de agua</strong>, ya que vamos a acceder a un repuesto que trabaja con electricidad.<br /><br />Vamos a enumerar los diferentes pasos para una correcta sustitución:</p> <ol><li>Tras retirar la carcasa trasera de la lavadora deberíamos poder ver el motor junto con la correa de transmisión que une éste al tambor del aparato. Para retirarla, deberemos cogerla y tirar de una de sus bandas haciendo girar el piñón situado en el extremo del rotor del motor y montaremos la correa por encima de éste para extraerla, tal cual como si fuera para montar o desmontar la cadena de una bicicleta.</li> <li>A continuación veremos los bornes de la conexión eléctrica. Aconsejamos que antes de desconectarlos los identifiquemos con una foto para asegurarnos que a la hora de volver a realizar la conexión queden correctamente conectados.</li> <li>El siguiente paso es retirar los tornillos que sujetan el motor a la estructura de la lavadora para extraerlo y llevarlo a un lugar que nos facilite su manipulación.</li> <li>Una vez localizadas las escobillas atornilladas en el estáfor veremos que inciden con un determinado ángulo sobre el colector que se encuentra en la parte delantera del rotor, justo detrás del piñón por donde circula la correa.</li> <li>Ahora identificamos los cables que van a cada escobilla y retiraremos los dos tornillos que sujetan casa escobilla al cuerpo. Aconsejamos marcar con un rotulador su posición de montaje.</li> <li>En este paso ya podremos apreciar el estado de los carbones, ya sea que se encuentren descolgados, desgastados o un poco quemados. Aprovechando la ocasión, comprobaremos el estado del colector para deducir si el problema real es derivado del mismo y determinaremos si se tienen que realizar otras acciones.</li> <li>Para finalizar, montaremos las nuevas escobillas siguiendo todos los pasos pero a la inversa.</li> </ol><h3>Cómo sabemos si hemos hecho una correcta sustitución de las escobillas?</h3> <p>Una vez acabado el proceso de recambio, deberemos realizar toda una serie de comprobaciones para verificar que hemos realizado correctamente todo el proceso. Si apreciamos un chisporroteo en una sola de las escobillas, es signo que nos hemos equivocado al realizar el montaje.</p> <ul><li><strong>Colocación del porta-carbón:</strong> No está colocado en posición. Atornillado en orificios erróneos evitando su ángulo de ataque idóneo o ataca encima de las soldaduras del bobinado al colector.</li> <li><strong>Mucha holgura del carbón:</strong> Demasiado corto, dejando mucha distancia entre el carbón y las delgas (placas planas de cobre que forman una circunferencia) del colector.</li> <li><strong>Tensión del resorte incorrecta:</strong> El muelle es demasiado corto o demasiado largo.</li> <li><strong>Falta asentamiento:</strong> El carbón debe tener un ángulo de trabajo. Podemos desmontar y pulir para acabar de darle ángulo correcto o si es muy leve, tras realizarse varios ciclos de lavado, él mismo se desgastará por la parte del rozamiento hasta conseguir su ángulo de trabajo.</li> </ul><p>Si por otro lado, comprobamos que existe ruido en ambas escobillas, es que nos encontramos ante una avería mayor. Primera opción puede ser porque el inducido se encuentra en cortocircuito o tiene una bobina abierta. Y la segunda opción podría ser que el colector está defectuoso con alguna delga rota o con exceso de suciedad. En este caso deberemos pulir suavemente todas las delgas para dejarlas limpias de color cobre y a la misma altura.</p> <p>Finalmente pondremos en marcha nuestro electrodoméstico y comprobaremos que la lavadora realiza todos los ciclos de lavado correctamente y acaba los centrifugados de principio a fin.</p> <p>Recordamos que en La Factoría del Recambio podrás <strong>comprar escobillas motor compatibles con la marca y modelo de tu lavadora</strong>.</p>
  • Filtros Lavadora

  • Gomas escotilla Lavadora

    <h2>Comprar gomas escotilla lavadora de recambio</h2> <p>Uno de los problemas más comunes que sufren las lavadoras con escotilla se presenta cuando comienza a derramar agua. No se supone estos equipos hagan eso normalmente, así que algo debe estar pasando. ¿Cómo lo soluciono? ¿Necesito un recambio o una reparación?</p> <p>Analizar los múltiples interrogantes depende del problema, pero si se trata de la goma de la escotilla, entonces creo que tenemos los diagnósticos que necesitas, y es que, <strong>el 80% de los derrames de agua</strong> en este tipo de lavadoras<strong> se debe a un defecto en las gomas</strong>. ¡Sigue leyendo para saber más!.</p> <h3>¿Qué son las gomas de escotilla?</h3> <p>Las lavadoras con escotillas cuentan con un gran orificio o agujero por donde metemos la ropa. La única manera de sellarlo es cerrando la puerta, la cual tiene un cristal para ver su interior. Pero entenderás que eso no es suficiente para evitar los goteos.</p> <p>La goma que recubre dicho agujero es la <strong>encargada de tapar la escotilla para que el agua no se escabulla</strong>. Pero cuando esta tiene un hueco o una rasgadura, fácilmente <strong>pueden ocasionarse escapes de agua y jabón</strong> hasta convertirse en un gran charco. Todo empeora si no lo solucionas.</p> <h3>¿Qué debo hacer si se rompre la goma de la lavadora?</h3> <p>Seguramente tendrás que optar por el <strong>cambio de la goma</strong> de lavadora afectada. Los parches no son suficiente ni tampoco logran acabar con el problema, porque este tipo de gomas estan hechas con un material fuerte y resistente.</p> <h3>Si son tan resistentes, ¿por qué se dañan?</h3> <p>El <strong>desgaste con el tiempo</strong> es uno de los motivos principales aunque la <strong>exposición al sol y el evidente uso repetitivo</strong> también influyen en ello. Pero sobre todo, <strong>los malos hábitos de uso</strong>, los golpes a la puerta y los tirones innecesarios tienen parte de la culpa.</p> <h3>¿Puede trabajar una lavadora sin la goma de escotilla?</h3> <p>Absolutamente no. <strong>Es imposible que estos equipos trabajen sin ella</strong>, a menos que quieras pasar todo el día limpiando agua y recogiendo sobras de jabón por todo el suelo. Ni siquiera sería capaz de funcionar porque <strong>el agua se filtraría</strong> antes de que logre cumplir la primera parte del ciclo de lavado.</p> <h3>Como cambiar la goma de escotilla de una lavadora</h3> <p>Primeramente cabe decir que hacerlo por tu cuenta puede llevarte mucho trabajo pero no es una tarea tan difícil. Lo primordial que debes saber <strong>cuál es la goma que necesitas comprar para tu modelo específico de lavadora</strong>, dependiendo de las dimensiones y otras características como la marca.</p> <p>En la <strong>Factoría del Recambio</strong> podrás ver que tenemos cada <strong>goma de lavadora con sus respectivos modelos y marcas compatibles</strong>. En cualquier caso si tienes dudas no dudes en llamarnos o enviarnos un Whatsapp y te ayudaremos a escoger la goma de escotilla que necesitas para tu lavadora.</p> <p>Por otra parte, necesitas saber algunas técnicas básicas de reparación porque estas gomas suelen implementarse con mucha destreza y presión sobre el electrodoméstico ya que este está recubierto por un aro de hierro o aluminio que lo sostiene por dentro.</p> <p>Si igualmente te atreves a hacer el cambio, entonces sigue estos sencillos pasos:</p> <ol><li>Compra un nuevo recambio gomas escotilla de lavadora.</li> <li>Busca un alicate.</li> <li>Levanta los extremos de la goma hasta conseguir el anillo de alambre.</li> <li>Encuentra un resorte que lo sostiene, el cual trae una tuerca.</li> <li>Con una llave acorde intenta aflojar la tuerca sin dañar el resorte.</li> <li>Retira el alambre con cuidado y luego saca la goma de la escotilla.</li> <li>Pasa un pañuelo húmedo y con jabón para limpiar toda la orilla.</li> <li>Aplica agua con jabón a la goma para que sea más fácil de manipular.</li> <li>Pon el anillo dentro de la nueva goma y luego intenta ajustarla a la escotilla.</li> <li>Añade el resorte y apriétalo bien con la tuerca sin afectar la goma.</li> </ol>
  • Motores Lavadora

  • Puertas y Aros Lavadora

  • Resistencias Lavadora

  • Retenes y Rodamientos Lavadora

  • Tambores y Ejes Lavadora

  • Tiradores puerta Lavadora

    <h2>Comprar maneta escotilla para lavadora de recambio</h2> <p><strong>Las lavadoras son electrodomésticos que solemos usar diariamente</strong>. Nuestra ropa se ensucia y las sábanas también, así que lo único que nos queda es abrir su puerta una y otra vez. Sin darnos cuenta, esto <strong>termina por desgastar sus mecanismos</strong> y poco a poco se van estropeando. De hecho, una de las razones principales por las que las manetas de las puertas de una lavadora necesitan un recambio se debe a la poca o nula paciencia que le tenemos. Hay ocasiones en las que solo queremos meter más ropa y el principal afectado es dicho componente.</p> <h3>¿Qué son las manetas o tiradores de una lavadora?</h3> <p>Hay que prestar atención a los términos que utilizamos para no confundirnos cuando buscamos un recambio. Las manetas son aquellos componentes desde donde nos sujetamos para halar en el proceso de abrir o cerrar la puerta. Estas permiten evitar forcejear la tapa de la lavadora. En ese sentido, puede que también la encuentres con el término de <strong>tirador de lavadora o cierre escotilla</strong>, y son diferentes para cada modelo. Las lavadoras más grandes podrían incorporar mecanismos más complejos, mientras que las tradicionales tan solo vienen con una haza de plástico o metal, pero igualmente sujetada.</p> <h3>Razones para cambiar una maneta de la lavadora</h3> <p>Principalmente nos referimos al tirador, el cual permite tener contacto con el equipo y <strong>cumple la función de mantener la escotilla de la lavadora abierta o cerrada</strong>. Hay varias razones por las cuales puedas necesitar recambios de las manetas en la puerta de la lavadora, tales como:</p> <ol><li><strong>Desgaste por el tiempo:</strong> En general, esta es una de las razones más fuertes por las que estos mecanismos se dañan. El tiempo no es el mejor amigo de los electrodomésticos y sus partes terminan descomponiéndose por el uso, las condiciones del ambiente y hasta el agua, que toma mucha relevancia.</li> <li><strong>Daños accidentales:</strong> Todos cometemos accidentes, así que quizás necesites hacer algunas reparaciones por ello. La lavadora implica el uso del agua y el jabón, y nuestras manos siempre están empapada con eso, así que cuando intentamos abrir la puerta, podemos aplicar mucha fuerza y terminar dañándola.</li> <li><strong>Malos hábitos:</strong> Las lavadoras tienen algunas reglas de utilización que vienen impresas en el manual y en las etiquetas. Una de ellas te pide que dejes terminar el ciclo de lavado antes de abrir la puerta. Hacer caso omiso puede ser un hábito dañino, porque puedes forzar los mecanismos de seguridad.</li> <li><strong>Tirador partido:</strong> Algunas lavadoras vienen con un componente que cierra la puerta con seguro hasta que termine el proceso. Si le aplicas la fuerza bruta, puedes acabar rompiendo la maneta, ya sea en su haza o en los mecanismos internos.</li> <li><strong>Tornillos flojos:</strong> Abrir y cerrar la puerta son acciones que desgastan los tornillos internos de las manetas de cualquier lavadora. Es algo inevitable, pero ello influye el agua y el jabón. Incluso, hay casos en los que se le aplica tanta fuerza que se terminan rompiendo los tornillos también.</li> </ol><p>Si estás buscando dónde comprar los mejores recambio de manetas para la puerta de la lavadora llegaste al lugar indicado. Contamos con todas las opciones de acuerdo al modelo de tu equipo para que puedas repararlo en poco tiempo.</p>
  • Tubos Lavadora

Mostrando 1-16 de 146 artículo(s)

¿Por qué comprar recambios para la lavadora?

Sin duda, la lavadora se ha convertido en un electrodoméstico imprescindible en cualquier hogar. Ninguno de nosotros se imagina yendo a lavar la ropa al río cómo hacían nuestro abuelos ¿verdad? Además, siempre que la lavadora se estropea o no funciona es un drama y ocurre en el peor momento posible.

Son muchos los factores que intervienen en el deterioro o desgaste de todos y cada uno de los elementos que componen este aparato. Todos ellos son importantes e imprescindibles ya que cualquier problema o mal funcionamiento en uno sólo de ellos, nos pueden provocar que tengamos que recurrir de urgencia a un familiar o un amigo para poder lavar nuestra ropa sucia.

Por este motivo, cada vez somos más los que tomamos la iniciativa de conocer nuestra lavadora, realizar nosotros mismos las reparaciones y así ahorrarnos dinero en un servicio técnico, que por norma general es caro o no está en el momento preciso que se le necesita.

Adquirir un buen repuesto para lavadora es básico para que con todo este proceso solucionemos el problema de manera sencilla, rápida y eficaz. Sólo hay que averiguar qué recambio es idóneo para nuestra lavadora, según su marca y número de modelo, y siendo pacientes y meticulosos podremos solucionar con éxito una reparación o una sustitución preventiva.

Principales averías de las lavadoras

Seguir una serie de pautas, hábitos de uso, estar atentos a los “avisos” que nos puede transmitir nuestro electrodoméstico y saber interpretarlos, es fundamental para detectar a tiempo una anomalía o una futura avería. Por este motivo es recomendable vigilar al principal enemigo oculto como es la cal. Con usar buenos detergentes y de vez en cuando algún lavado en vacío mediante un limpiador de máquina o antical, debería ser suficiente.

Las lavadoras al ser un electrodoméstico con bastante carga de trabajo y utilizar agua para realizar el mismo, no siempre nos garantiza que no pueda ocurrir algún imprevisto. Estos son los principales motivos de averías en las lavadoras tal y como veremos a continuación.

La lavadora tiene una fuga de agua

Pueden ser varios los elementos castigados, deteriorados o defectuosos para llegar a este extremo. Si la fuga proviene de la escotilla o puerta, es sin duda la goma que conecta dicha escotilla con el bombo de la lavadora. A pesar de ser de gran calidad y estar fabricadas en buenos materiales, la cal y la suciedad se acumulan en esta zona, provocando que la goma de lavadora se cuartee y a la larga se rompa.

Otro motivo de fuga, puede ser la bomba de expulsión del agua sucia o incluso algún tapón en la manguera del desagüe, derivado del filtro obstruido.

Los retenes que protegen los rodamientos de la lavadora, sufren bastante por culpa de la cal y si uno de ellos se perfora y deja pasar el agua hasta el rodamiento, puede suponer un problema más grave. Esto nos lleva a la siguiente posible situación inesperada.

El bombo de la lavadora hace ruido al girar o no gira

El principal motivo de un ruido metálico y estridente al girar el bombo, es derivado de un rodamiento defectuoso. Este es uno de los elementos que más sufre, ya que trabajan con cada giro. Un exceso de ropa provocará que el bombo no trabaje completamente recto, cargando de manera desigual el peso y castigando la pista interna de los rodamientos, llegando a romperla. Si entrase en contacto con el agua acabaría siendo presa del óxido y deberíamos sustituirlo.

Los amortiguadores de la envoltura del bombo de la lavadora, son otro elemento a tener en cuenta, puesto que también se apreciaría un ruido al chocar con el bombo. Normalmente son tres los que forman el conjunto y se recomienda cambiarlos todos a la vez.

Si el bombo no girase, generalmente el problema son las correas de transmisión. Si a simple vista están en buen estado, deberíamos profundizar un poco más.

Las escobillas del motor de lavadora al desgastarse también provocarían un ruido excesivo en nuestro aparato, pudiendo dañar el rotor y derivar en una avería mucho mayor como tener que sustituir el propio motor.

La lavadora enciende pero no inicia el ciclo de lavado

Otra avería muy común y que tiene una solución sencilla. Si no detecta la puerta bloqueada, la lavadora jamás comenzará a trabajar. Con seguridad el problema se encuentra en el blocapuertas. Este mecanismo es el responsable de bloquear la puerta para evitar la apertura accidental. Consta de un bimetal que con el calor se dobla y transmite tensión a una serie de contactos internos permitiendo así el normal funcionamiento de la lavadora.

La lavadora no coge la temperatura adecuada

Este tipo de avería es muy concreta ya que evidentemente se trata de las resistencias que no calientan el agua. Si tras una inspección visual no viéramos rastro de óxido, necesitaremos echar mano de un multímetro para averiguar si se ha estropeado. Seleccionaremos la escala de ohmios y desconectaremos los tres cables (siempre recordando dónde va conectado cada uno) y deberemos realizar tres mediciones: entre Fase y neutro, entre neutro y la toma de tierra y entre esta última y la Fase. La única medición que ha de darnos continuidad, sería entre fase y neutro, si esto pasara en cualquiera de las otros dos opciones, tocará cambiar la resistencia.

Recomendaciones para reparar tu lavadora

Antes de efectuar cualquier reparación deberemos asegurarnos que el electrodoméstico está desconectado de la red eléctrica y la llave de paso del agua se encuentra cerrada. Verificaremos que disponemos de las herramientas adecuadas y se recomienda el uso de guantes para evitar lesiones o cortes.
Ante todo, hay que ser consciente de las tareas que se van a realizar ya que el gran inconveniente de este imprescindible electrodoméstico es que para realizar cualquier reparación, prácticamente se tienen que desmontar todas las partes de la carcasa o protecciones para acceder al elemento a reparar.

En La Factoría del Recambio disponemos de todos los recambios y piezas de repuesto necesarios para que puedas arreglar tu mismo la lavadora de tu casa. En nuestra tienda online te ofrecemos garantía de devolución y envíos gratis a toda España peninsular.

Leer más

Menú

Whatsapp
Identifícate

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse
Configuración de cookies

Esta tienda te pide que aceptes cookies para fines de rendimiento, redes sociales y publicidad. Las redes sociales y las cookies publicitarias de terceros se utilizan para ofrecerte funciones de redes sociales y anuncios personalizados. ¿Aceptas estas cookies y el procesamiento de datos personales involucrados?

Cookies necesarias
Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
PrestaShop-# www.lafactoriadelrecambio.com Esta cookie permite conservar abiertas las sesiones del usuario durante su visita y le permite pasar un pedido o toda una serie de funcionamientos como: fecha de adición de la cookie, idioma seleccionado, divisa utilizada, última categoría de producto visitado, productos recientemente vistos, acuerdo de utilización de servicios del sitio, identificador del cliente, identificador de conexión, apellido, nombre, estado conectado, su contraseña cifrada, e-mail relacionado con la cuenta del cliente y el identificador del carrito. 480 horas
Cookies de marketing
Las cookies de marketing se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
fr Facebook Utilizada por Facebook para proporcionar una serie de productos publicitarios como pujas en tiempo real de terceros anunciantes. 3 meses
tr Facebook Utilizada por Facebook para proporcionar una serie de productos publicitarios como pujas en tiempo real de terceros anunciantes. Sesión
_fbp Facebook Utilizada por Facebook para proporcionar una serie de productos publicitarios como pujas en tiempo real de terceros anunciantes. 3 meses
Cookies estadísticas
Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
collect Google Se utiliza para enviar datos a Google Analytics sobre el dispositivo del visitante y su comportamiento. Rastrea al visitante a través de dispositivos y canales de marketing. Sesión
r/collect Google Se utiliza para enviar datos a Google Analytics sobre el dispositivo del visitante y su comportamiento. Rastrea al visitante a través de dispositivos y canales de marketing. Sesión
_ga Google Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web. 2 años
_gat Google Utilizado por Google Analytics para controlar la tasa de peticiones 1 día
_gd# Google Se trata de una cookie de sesión de Google Analytics que se utiliza para generar datos estadísticos sobre cómo utiliza el sitio web que se elimina cuando sale de su navegador. Sesión
_gid Google Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web. 1 día
Contenido no disponible en tu área