×
Haz clic para más productos.
No se encontraron productos.

Recambios Caldera y Calentador

Mostrando 1-7 de 7 artículo(s)

¿Por qué comprar recambios para la caldera o el calentador?

La caldera es un sistema de calefacción necesario para mantener los diferentes ambientes a una temperatura adecuada. Es imprescindible cuando llega el invierno y dependemos de la calefacción para acondicionar el hogar a que sea más cálido.

De la misma manera ocurre con el calentador, ya que es un equipo que permite disfrutar de agua caliente a cualquier hora del día. Si alguno de estos electrodomésticos se daña o presenta una avería pueden llegar a ocasionar molestias importantes y en algunos casos hasta situaciones de riesgo para los que habitan el hogar.

Por esto, es muy importante hacerle mantenimiento seguido a estos equipos, sobre todo a la caldera, que tras los meses de verano se pasan un buen tiempo sin usar. Incluso los técnicos especialistas suelen recomendar revisiones rutinarias para detectar averías ocultas o atascos que requieren de reparaciones sencillas para evitar problemas mayores.

Principales averías que se encuentran en la caldera y calentador

La mayoría de los fallos que presentan las calderas recaen en los calentadores, por lo que es necesario revisar los dos equipos cuando se detecta un problema en cualquiera de ellos.

Averías en la bomba, rotura en la válvula de seguridad, fugas de agua o de gas, obstrucciones y problemas con el suministro de gas son las más comunes. Si estos electrodomésticos no funcionan correctamente se debe llamar a un especialista que pueda identificar la causa real para hacer las reparaciones de las piezas defectuosas.

En La Factoría del Recambio te asesoramos con los repuestos que necesitas y te garantizamos piezas de calidad de acuerdo al modelo específico de tus equipos. De esta forma, puedes alargar su vida útil para disfrutar de las prestaciones con solo hacer recambio caldera o calentador.

La bomba de la caldera presenta fallos

Cuando se produce una disminución en el rendimiento de calefacción o apagones repentinos, la causa se debe a problemas con la bomba. Casi siempre es dado porque se encuentra atascada y esto provoca ruidos y silbidos que aparecen por efecto de rozamientos.

Como consecuencia se genera la ausencia de agua caliente y un bajón repentino en la calefacción. Por lo que es indispensable que el técnico desatasque la bomba para continuar su buen funcionamiento. En caso de que el problema persista, seguramente sea que se encuentra en mal estado y se debe sustituir la bomba por una bomba nueva de repuesto.

Otro problema relacionado con la bomba es que la temperatura suba muy rápido o que los radiadores estén muy fríos. Esto es por fallos con el cableado o que un sensor bloquea la recirculación. La recomendación de los técnicos es cambiar el cableado o sustituir el sensor defectuoso que provoca el bloqueo.

El calentador presenta fuga de gas

Una de las averías más comunes de los calentadores es la fuga de gas. Aunque puede parecer un problema simple de arreglar y el técnico la puede detectar fácilmente, lo cierto es que se puede convertir en algo bastante grave si no se repara a tiempo.

Los calentadores suelen presentar fugas de gas cuando la membrana interna de circulación de agua se encuentra deteriorada. Es necesario que el equipo se apague y desconecte de inmediato para reemplazar la membrana por un repuesto nuevo.

Problemas en la caldera con la disminución de la presión

Las bajadas de presión en la caldera se deben a un desajuste en el manómetro o fugas de agua en la llave de vaciado que tienen los conductos del sistema de calefacción.

Ajustar el manómetro es una avería fácil de solucionar que se puede hacer de forma manual, mientras que las fugas solo puede arreglarlas un especialista.

Para esto se debe hacer un recambio en la llave del vaciado y revisar el circuito empotrado en la pared para descartar que la fuga haya generado más daños, como humedades o filtraciones que afecten la estructura.

La válvula de seguridad del calentador está rota

Este fallo se presenta cuando el agua del calentador sale con una presión muy elevada y es debido a que la válvula de seguridad tiene una fisura o defectos en la unión con el racor.

La reparación es sencilla y el técnico solo debe reparar la válvula en su parte superior y ajustarla hasta que tenga una presión de 1.5.

Lo importante es que se repare lo más pronto posible porque tener demasiada presión en el sistema de tuberías puede afectar el funcionamiento continuo y provocar una avería más grande.

Si tienes algunos de estos problemas con la caldera o el calentador es importante acudir a La Factoría del Recambio para asesorarte con nuestro equipo especializado y encontrar el repuesto compatible con tu electrodoméstico. Te esperamos con los mejores precios y con un amplio catálogo de piezas disponibles para ti.

Leer más

Menú

Whatsapp
Identifícate

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse