×
Haz clic para más productos.
No se encontraron productos.

Burletes Nevera

Mostrando 1-8 de 8 producto(s)

Comprar goma puerta frigorífico

Como ya sabemos la nevera es un electrodoméstico fundamental en cualquier cocina de una vivienda moderna. En ella almacenamos los alimentos y productos que requieren baja temperatura para mantenerlos en buen estado para su posterior consumo.

Uno de los componentes esenciales de este aparato son las juntas de goma de la puerta de la nevera, ya que nos permite conservar la temperatura intera gracias su cierre hermético, impidiendo así que no haya perdidas de frío. Por tanto, esta pieza es obligatoria para el óptimo funcionamiento del electrodoméstico.

Burletes: Una de las averías más comunes en una nevera

Las averías en las neveras ocurren debido a un uso inadecuado o por simple cumplimiento de la vida útil de sus partes. Siempre es importante conocer cómo funciona nuestro frigorífico para detectar a tiempo cualquier problema que le pueda afectar. Una temperatura incorrecta, ruidos extraños o perdida de agua, son indicativos de que alguna cosa no funciona bien y requiere reparación. Entre las averías más comunes están:

  • Rotura de la goma de puerta del frigorífico.
  • Problemas en el relé o sistema de arranque del compresor.
  • Fallo en la tarjeta electrónica.
  • Fusible quemado.
  • Termostato dañado.
  • Daño en el compresor.
  • Problemas en el motor del ventilador.

De esta pequeña lista, vamos a enfocarnos en la junta o goma puerta de la nevera. Como aspecto positivo podemos destacar que la gravedad de esta pieza es relativa y la podremos detectar facilmente a simple vista. Con un simple chequeo visual y táctil nosotros mismos podremos evaluar si hay una rotura o el burlete se ha dado de si y es necesario cambiarlo por uno de nuevo. Opcionalmente, aconsejamos prevenir los fallos del frigorífico solicitando periódicamente una revisión general por parte de un técnico especialista en refrigeración, pero en este caso concreto bastará con nuestro propio criterio para llegar a una conclusión.

¿Cuándo es necesario cambiar la goma de la nevera?

Cada cierto tiempo es recomendable revisar el burlete de la puerta del congelador para detallar su estado. Siempre será necesario comprar una goma de nevera nueva si observamos cualquiera de las siguientes características:

  • A simple vista está rota.
  • Vemos espacios entre el marco del refrigerador y el burlete de la nevera.
  • Sentimos fugas de aire frío cuando la puerta está cerrada.
  • Hay grietas profundas en ella.

Para evaluar si la junta cierra bien herméticamente podemos prensar un papel entre la goma y el marco del frigorífico. A continuación, y justo después de cerrar la puerta, lo podemos sacar fácilmente, es señal de que el burlete no está cumpliendo su tarea. Así pues, será necesario sustituir la goma vieja y comprar un junta nueva para el frigorífico.

¿Es posible reparar la goma de la puerta del frigorífico?

Si la goma del refrigerador no tiene grietas profundas o por falta de mantenimiento se ha endurecido, es posible repararla y dejarla como nueva. Para hacerlo podemos intentar los siguientes consejos:

  • Hidratamos la goma con vaselina.para para recuperar la forma original.
  • Usar burletes adhesivos en las zonas agrietadas.
  • Aplicamos silicona especial para juntas de goma..

Para prevenir el desgaste de la junta de goma de la puerta de la nevera sugerimos limpiarla con jabón suave y un cepillo de dientes cada 3 meses y aplicarle vaselina para su mantenimiento. Además, es muy aconsejable tomar la puerta desde el pomo o maneta cada vez que abrimos la nevera.

¿Cómo cambiamos la goma de la nevera?

Sustituir, por ejemplo, la goma nevera Balay o cualquier otra marca, en realidad es un trabajo muy sencillo y cualquiera puede hacerlo. No está de más confiar en un técnico especialista para asegurarnos de que la goma quede perfectamente colocada, pero si contamos con el tiempo, la destreza y los conocimientos básicos, además de un destornillador, debemos hacer lo siguiente:

  1. Empezamos por comprar el burlete de recambio compatible con nuestro frigorífico. Podremos encontrar tanto juntas de goma universales como de cualquier marca y modelos que hay en el mercado. Marcas de confianza como Fagor tienen múltiples burletes de nevera compatibles.
  2. Por normas de seguridad, desconectamos la nevera de la corriente eléctrica.
  3. No es necesario desmontar la puerta, pero para facilitar el trabajo podemos destornillar las bisagras.
  4. Sacamos la goma dañada, y si tiene tornillos, la desatornillamos y quitamos el burlete dañado. Si la goma está insertada en una guía o canal, solo tendremos que tirar de ella hasta retirarla.
  5. Acto seguido, limpiaremos el área donde se colocará la nueva goma.
  6. Colocaremos el burlete de nevera nuevo, lo atornillaremos o insertaremos a presión de arriba hacia abajo.
  7. Montaremos la puerta en su lugar en caso de ser necesario.
  8. Y finalmente comprobaremos que la puerta cierra de manera hermética sin perdidas.

Por qué es importante el buen estado de la goma de la nevera

Es increíble que una simple goma de puerta para frigorífico sea imprescindible para el buen funcionamiento de nuestro electrodoméstico. Tal y como hemos explicado, su función es la de mantener una temperatura predeterminada en su interior. El cierre hermético de la nevera impide la sobrecarga de trabajo del sistema de refrigeración, lo cual se refleja en un óptimo consumo de energía. En conclusión, tendremos alimentos perfectamente refrigerados y ahorro en la factura de electricidad al conservar el buen estado de la goma de nuestro frigorífico.

Leer másMostrar menos

Electrodomésticos

Whatsapp

Identifícate