×
Haz clic para más productos.
No se encontraron productos.

Bisagras puerta Lavadora

Filtros
Marcas compatibles
Precio
-
Mostrando 1-5 de 5 artículo(s)

¿Qué son la bisagra de una lavadora?

Todos los componentes de la lavadora son imprescindibles. Si que es cierto que unos son más complejos que otros, pero no por ese motivo son menos importantes. La bisagra es uno de ellos y aunque su mecanismo es bastante simple, por no decir el que más, sin ellas no podríamos cerrar la compuerta de la lavadora con precisión para que encaje perfectamente con la goma de la escotilla y así evitar fugas de agua.

La bisagra es la pieza que se encarga de sujetar la compuerta de la escotilla y además facilita que ésta pueda abrirse y cerrarse con toda facilidad. Es un mecanismo muy sencillo, metálico y que sólo consta de dos piezas. Una pieza grande que va atornillada a la parte frontal de la lavadora y un pasador introducido por el interior que sujeta ésta a la compuerta. De esta manera se sujeta la puerta de la escotilla a la estructura de la lavadora.

¿Cuándo deberíamos cambiar la bisagra?

Por diversos motivos que veremos más adelante, la bisagra puede romperse o doblarse. En ambos casos es urgente sustituir la bisagra por una bisagra de repuesto nueva.

Otro factor importante es el agua y la humedad. Al ser un electrodoméstico que trabaja con agua, este componente, aunque no sería lo más corriente, puede deteriorarse y provocar un chirrido al abrir y/o cerrar la puerta o incluso llegar a bloquearse.

En definitiva, deberíamos buscar un recambio de bisagra, sea por el motivo que sea, cuando la compuerta de nuestra lavadora no cierre fácilmente, no encaje dentro de la escotilla o provoque una fuga de agua entre la compuerta y la goma de la escotilla.

Averías más comunes en las bisagras de lavadora

Evidentemente una inspección visual es fundamental para determinar el estado de nuestra bisagra y así poder valorar si necesitaremos sustituirla por una de nueva. Lo bueno de este componente es que es de fácil accesibilidad y nosotros mismos junto con las herramientas adecuadas, no deberíamos tener ningún problema cambiar la bisagra maltrecha por una de nueva.

La bisagra se ha roto o dado de sí

Este es el más común de todos y es debido a un fuerte golpe en la compuerta de la escotilla de la lavadora. Tras abrirse en exceso, se doblará, incluso podría llegar a romperse, pero lo más probable es que se rompa antes la puerta de la escotilla.

Un descuido, tal como apoyarnos encima de ella o golpear la puerta en sentido contrario al del cierre o apertura, también seria motivo para necesitar una bisagra de recambio.

Inicialmente podemos pensar que las bisagras se podrían reparar, pero al constar sólo de dos piezas, lo más recomendable, económico y seguro, sería sustituirla por una de nueva.

¿Cómo cambiar la bisagra de la lavadora?

Si hemos vivido una situación de las que hemos descrito y decidimos reemplazar la bisagra de la lavadora nosotros mismos, no hay problema. Como ya hemos mencionado anteriormente, este es un mecanismo sencillo y su sustitución (más que su reparación) es de lo más fácil y rápido. Por comodidad, extraeremos la compuerta de la escotilla junto a la bisagra de la protección delantera de nuestro aparato para realizar el cambio sobre una superficie elevada para evitar posturas incómodas.

Antes de empezar, nos aseguraremos que disponemos del recambio apropiado. En La Factoría del Recambio encontrarás la pieza de repuesto del electrodoméstico que necesitas y te podemos asesorar para saber cual es la bisagra de repuesto para lavadora que necesitas.

Una vez ya tenemos la bisagra de recambio procederemos a seguir los siguientes pasos:

  1. Quitar tornillos tipo Torx (generalmente son dos) que sujetan la bisagra a la lavadora.
  2. Sujetar la compuerta de la escotilla con una mano y con la otra tirar ligeramente hacia arriba de la bisagra. Veremos que constan de unas pestañas que marcan su posición encajando todo el conjunto y de esta manera la liberaremos.
  3. Nos colocaremos en una mesa o un mármol para trabajar cómodamente.
  4. Por la parte interna del aro de la puerta, veremos unos seis tornillos. Los desatornillaremos.
  5. Con mucho cuidado retiraremos este aro, ya que justo a 180 grados de la bisagra, se encuentra el mecanismo de cierre. Si es necesario, poder hacer alguna fotografía, para que quede constancia de dónde y de qué manera está todo colocado.
  6. Una vez retirada esta parte de plástico, ya podemos ver la pieza a sustituir. Veremos el pasador colocado a través de dos orificios de la bisagra y otros dos de la parte externa de la compuerta.
  7. Mediante unos alicates, podemos retirar dicho pasador. No debería salir con dificultad, aunque si fuera el caso, podríamos ayudarnos de un martillo y un botador. Golpearemos suavemente para poder extraer el pasador.
  8. Finalmente y una vez colocada la bisagra en su sitio y sujetada, seguiremos todos estos mismos pasos en orden inverso para montar todo de nuevo.
Leer más

Menú

Whatsapp
Identifícate

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse