×
Haz clic para más productos.
No se encontraron productos.

Recambios Vitrocerámica

Filtros
Marcas compatibles
Precio
-
Mostrando 1-4 de 4 artículo(s)

¿Por qué comprar recambios para la vitrocerámica?

La cocina vitrocerámica o vitro, es un electrodoméstico para el hogar muy usado por su sencillez y buen diseño para embellecer cualquier decoración. Son cocinas de poco mantenimiento, fáciles de usar y muy cómodas de limpiar.

Éstas se caracterizan por la forma en la que generan calor a través de resistencias eléctricas y se pueden regular de forma automática con el control de la temperatura en el termostato. Es justamente por su funcionamiento electrónico el motivo por el que presentan averías frecuentes, sobre todo si no tienen un buen uso o no se les hace mantenimiento seguido.

Aunque sus prestaciones son muy amplias y tienen un funcionamiento muy práctico, se trata de un equipo delicado que se debe emplear con mucho cuidado. Esto hace que sus reparaciones sean un tanto complicadas y que se necesite un técnico  especialista para su arreglo.  

Principales averías que presentan las vitrocerámicas

La mayoría de los desperfectos que se presentan en las vitrocerámicas tienen que ver con las altas temperatura, los golpes en el cristal y las ralladuras que pueden sufrir con los roces.

Lo primero que se debe hacer es contactar al especialista para analizar el estado del equipo en general, tanto en la superficie de cocinado como en el circuito eléctrico, ya que los fallos más graves en su funcionamiento suelen presentarse en los materiales electrónicos.

En La Factoría del Recambio contamos con repuestos vitrocerámica adecuados para el modelo de tu cocina, desde las resistencias eléctricas y la placa radiante, hasta los mandos, cubre encimera y más piezas para su reparación.

A continuación, puedes ver cuáles son las averías más comunes a solucionar para poner en marcha tu electrodoméstico.

Problemas en la placa de inducción de la encimera

Aunque este electrodoméstico presenta pocas averías técnicas, en ocasiones la placa de inducción puede tener fallos. Uno de sus problemas más comunes es que disminuya la temperatura en el área de cocción, sobre todo si la placa no tiene suficiente espacio para ventilarse.

Esto se debe a un bajo rendimiento de potencia que generalmente se presenta porque cocinamos a temperaturas muy altas durante mucho tiempo. Aquí la solución depende de la ubicación que tenga la encimera y su configuración, ya que es necesaria la ventilación frontal para que el aire circule y disipe el calor.

En este caso, es recomendable configurar la placa a una temperatura moderada para evitar que se quemen sus resistencias. 

Por lo que el especialista debe hacer el recambio por un cristal nuevo, ya que este provoca daños irreparables en las bobinas y el módulo de control. Si el problema se presenta en los sensores, el técnico debe cambiarlos por repuestos nuevos para garantizar el funcionamiento.

La cocina vitrocerámica no enciende

Una de las averías más frecuentes en este tipo de cocinas es que no caliente adecuadamente o que no encienda. El problema que la ocasiona es un poco difícil de detectar, ya que depende de muchos elementos internos y del tipo de diseño que tiene.

Es posible que el mando táctil tenga la placa touchpad rota o que sus mandos telescópicos estén sueltos si es giratorio. También puede ser que la electrónica esté dañada, por lo que es necesario hacer recambio vitrocerámica en la base del enchufe o en la clema de transmisión.

Normalmente, son piezas que deben ser reemplazadas por unas nuevas y de la misma marca y modelo para que el equipo funcione correctamente.

El cristal de la vitrocerámica está roto

Un golpe en el cristal, por accidente o porque alguna olla se resbale de las manos, muchas veces puede llegar a romper el cristal de la vitro.

Aunque sea una pequeña grieta, lo más recomendable es dejar de usar este electrodoméstico porque el vapor o los líquidos de cocción pueden introducirse en sus piezas electrónicas y dañarlas o generar un cortocircuito.

Por eso, es importante que el técnico sustituya el cristal por uno nuevo lo antes posible, ya que no se puede arreglar el cristal una vez se ha roto. Este cambio debe ser completo y con un repuesto compatible.

La placa de la vitro no detecta ni las ollas ni las sartenes

Este problema ocurre cuando la vitrocerámica es de placa de inducción y tienen sistemas de detección de masa. Si la cocina no es capaz de detectar las ollas y sartenes, quiere decir que los sensores de la placa se han dañado y esto evita que la inducción funcione correctamente.

En este caso, es importante dejar de usar la vitro hasta que el especialista haga la revisión para solucionar el fallo y si es necesario cambiar los sensores por nuevos repuestos.  

Otra probable razón es que el electrodoméstico se encuentre en modo bloqueo, por lo que se debe verificar si hay algún fallo que haya activado este modo antes de ponerla a funcionar.

La vitrocerámica se apaga de repente

Son varios los factores que hacen que el equipo se apague de repente cuando está en funcionamiento. Uno de ellos es que los termostatos estén mal calibrados y generen un descontrol con la regulación de la temperatura. Esto también provoca un error en la placa de control y fallos en los relés.

Es muy normal que la vitro se apague cuando no detecta actividad en un periodo de tiempo, por esto cualquier deterioro en la base del enchufe o en el cable de alimentación también ocasiona que se apague por motivos de seguridad.

En La Factoría del Recambio disponemos de todas las piezas y repuestos que necesitas para que puedas revivir tu vitrocerámica al mejor precio. Tenemos repuestos compatibles y un gran equipo de profesionales que atenderán todas tus solicitudes.

Leer más

Menú

Whatsapp
Identifícate

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse